Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios.

Pulse Aceptar para aceptar su uso y continuar navegando.

Consulte nuestra POLÍTICA DE COOKIES para obtener información adicional sobre tipos, finalidad y forma de gestionarlas.

    Rechazar

Cospedal ofrece 49 medidas ???de aplicación inmediata??? para sacar a Castilla-La Mancha de la crisis

La presidenta del PP de Castilla-La Mancha propone la privatización de la radio y televisión públicas de la región para ahorrar 300 millones de euros en menos de cinco años

| 02-09-2010

La presidenta del PP de Castilla-La Mancha y secretaria general de esta formación a nivel nacional, María Dolores Cospedal, anunció hoy un compromiso “personal y político” con los castellano manchegos, que se concreta en 49 medidas “de aplicación inmediata”, entre las que destaca la propuesta de privatización de la radio y televisión públicas de Castilla-La Mancha, destinadas a “sacar de la crisis económica y social” a la región.
 
En el transcurso de su intervención en el Debate del Estado de la Región, Cospedal destacó que estas medidas se enmarcan en un plan global de actuación que se articulará a través de cinco grandes objetivos de Gobierno: la creación de empleo, la reducción del gasto público, la bajada de impuestos “a todo el mundo”, la mejora de la calidad de vida de los castellano-manchegos y la regeneración democrática de las instituciones. La líder de los populares expuso estos objetivos como “cinco victorias de todos los castellano manchegos”, que se propuso conseguir “de modo inmediato”.
 
 
A su juicio, las 49 propuestas forman parte de un “proyecto político ilusionante, comprometido y capaz de generar el optimismo que la sociedad necesita”, para superar cuanto antes la “legislatura perdida” de José María Barreda, protagonista del “periodo de tiempo más negativo para esta región desde que Castilla-La Mancha existe como Comunidad Autónoma”. Las reformas desgranadas hoy por Cospedal, que tienen como destinatarios el “cien por cien de la sociedad de Castilla-La Mancha”, son las siguientes:
 
Objetivo uno: Generar empleo, “la primera meta”
 
En este primer apartado, Cospedal anunció 24 reformas generales y sectoriales de política económica y de empleo, destinadas a hacer frente de forma “urgente e inaplazable” al drama del paro, que afecta a 209.600 hombres y mujeres de Castilla-La Mancha. De éstos, más de cien mil han perdido su puesto de trabajo durante el Gobierno de Barreda, quien tal y como recordó Cospedal, ha incumplido su promesa de crear 90.000 puestos de trabajo, que formuló en las Cortes Regionales en febrero de 2009.
 
Entre las reformas generales propuestas por la presidenta del PP de Castilla-La Mancha, destacan la adopción de nuevas medidas de contratación indefinida; el lanzamiento de un programa extraordinario de políticas activas de empleo; el aumento de ayudas maternales en el marco de un programa específico para el fomento de empleo de las mujeres, que también incluye incentivos a empresas que contraten mujeres que lleven más de tres años fuera del mercado laboral o que tengan más de 40 años y cargas familiares; planes específicos de empleo para discapacitados; la modernización del sector turístico, la simplificación de los planes de constitución de empresas y el aumento de las inversiones en infraestructuras “que permitan asegurar que Castilla-La Mancha también se enriquezca con el agua”.
 
Con el objetivo de “sacar del caos y la ruina a los principales generadores de empleo y riqueza” de la economía castellano manchega, Cospedal anunció un “sistema de protección a pymes y autónomos” articulado a través de cuatro medidas concretas. Entre ellas, figuran la creación de un sistema “estable, claro y flexible” de aplazamiento y fraccionamiento del pago de las deudas, la eliminación de la morosidad del sector público regional y la consideración de aval de las obligaciones pendientes de pago por parte de la administración regional.
 
Asimismo, y con el objetivo de “afrontar las extraordinarias dimensiones de la crisis agrícola y ganadera que sufre Castilla-La Mancha”, que se manifiestan en una caída del 30% de la renta agraria en los últimos cinco años y en el abandono de la actividad por parte de miles de agricultores y ganaderos, Cospedal anunció la puesta en marcha de “un programa integral de ayuda a la agricultura y ganadería” mediante 10 actuaciones como líneas de créditos blandos, exenciones fiscales e incremento de la inversión en I+D+i agrícola, entre otras.
 
Segundo gran objetivo: La reducción del gasto público
 
Asimismo, la líder popular anunció el lanzamiento de seis medidas destinadas a “promover la austeridad en las cuentas públicas”, entendidas como “un esfuerzo riguroso de contención del gasto sobre la premisa de incrementar la calidad de los servicios sociales sin subir los impuestos”. La reducción del 20% del gasto corriente del sector público regional no afecto a los servicios sociales, la eliminación de los Delegados Provinciales de las Consejerías, la reducción en un 50% de los puestos de libre designación, la reorganización y recorte del número de empresas públicas y la eliminación del 50% de los vehículos oficiales forman parte de este plan de austeridad.
 
Además de éstas, realizó “una propuesta valiente en época de crisis”: la privatización, mediante un procedimiento de pública concurrencia, de la televisión y la radio públicas de Castilla-La Mancha, convertidas por Barreda en “instrumentos de propaganda del Partido socialista” y abocadas a pérdidas anuales millonarias. Tras asegurar que este proceso deberá garantizar los puestos de trabajo de los profesionales del ente público, la presidenta popular cifró en 300 millones de euros el ahorro que supondrá para los castellano manchegos la privatización de la televisión y la radio públicas regionales entre lo que queda de legislatura y la siguiente. “Para garantizar una sanidad y una educación públicas, universales y gratuitas de la mejor calidad, es preciso ahorrar en aquello que no precisa ser público, si se cumplen determinadas garantías”, aseguró Cospedal.
 
Bajar los impuestos: “un objetivo de justicia y sentido común”
 
“Aprobaremos una ley de Reforma Fiscal que contemple la bajada de impuestos en Castilla-La Mancha”, explicó la secretaria general del PP nacional, quien acusó a Zapatero y Barreda de “creer en la subida de impuestos como solución a la crisis”. La nueva ley de reforma fiscal “asegurará una mayor disponibilidad de renta a los ciudadanos” y se compondrá de cinco medidas: la ampliación hasta el 99% de la bonificación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones; el aumento de las deducciones en el IRPF; el aumento de las deducciones por alquiler de vivienda habitual; beneficios fiscales a la actividad empresarial basada en la I+D+i y la propuesta, en el ámbito nacional, de la bajada de impuestos de ahorro y sociedades y la eliminación de la subida del IVA.
 
Mejorar la calidad de vida de los castellano manchegos
 
Cospedal se comprometió a que éste será un “objetivo permanente” de su Gobierno, particularmente en lo relativo a las políticas educativas y sanitarias. En este sentido, anunció nueve reformas en estos dos ámbitos de actuación, entre las que figuran la reducción de las tasas “inaceptables” de fracaso escolar y abandono prematuro de las aulas; el compromiso de que “todos los jóvenes de Castilla-La Mancha hablarán inglés perfectamente” a través de la introducción del bilingüismo en el sistema educativo público; la garantía de una financiación adecuada para la sanidad pública y el desarrollo de las infraestructuras sanitarias en períodos de tiempo racionales.
 
La necesaria regeneración democrática institucional, “tras 28 años de Gobiernos socialistas”
 
La presidenta del PP de Castilla-La Mancha se comprometió a que “en la próxima legislatura tendremos, por consenso, un buen Estatuto para nuestra región, que garantice agua suficiente para Castilla-La Mancha, mayor bienestar y que sea plenamente constitucional”. Sin embargo, precisó dirigiéndose a Barreda: “Eso sí, usted ya no será presidente”, tras recordarle su fracaso personal en la aprobación del Estatuto y el abandono de la planificación hidrológica de la región por parte de los Gobiernos del partido socialista.
 
La aprobación de un nuevo Estatuto es una de las tres medidas para la regeneración democrática institucional “que tan necesaria es en esta región tras 28 años de Gobiernos socialistas”, según Cospedal. Además del nuevo texto estatutario, la presidenta del PP regional citó la adopción de reformas para “devolver la independencia a las instituciones de Castilla-La Mancha” y la aprobación de una ley de publicidad institucional “que establezca controles y garantías y que evite el despilfarro actual” en la región.
Bookmark and Share

Opiniones deja tu opinionDeja tu Opinión
No existen opiniones para este elemento.

Arriba OpiniónOpinión Enviar a un amigoEnviar a un amigo Volver AtrásVolver Atrás

Bienvenida |Comunicación |Nuevas Generaciones |Multimedias |Descargas |Enlaces |Nuestros Trabajos |Sugerencias |Agenda de Actos |FAQs |Contacto |Localizacion |Afíliate |Aviso Legal |Política Privacidad |Política Cookies |Mapa web
Partido Popular de Albacete

Esta página esta optimizada para navegadores Internet Explorer 7 y Firefox 3.0.

Valid XHTML 1.0 Transitional ¡CSS Válido! rss