Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies

EL PP DE VILLARROBLEDO RECUERDA QUE LOS REINOS DE TAIFAS MUNICIPALES MUEREN EN LOS JUZGADOS

Amalia Gutiérrez y Francisco Abraile lamentan que los ciudadanos tengan que pagar las costas por actuaciones ilegales del alcalde socialista

| 24-02-2010

El viceportavoz del Grupo Popular en Villarrobledo, Francisco Abraila, acompañado de la portavoz Amalia Gutiérrez, ha ofrecido una rueda de prensa en la sede local de Partido Popular para hacer una valoración sobre la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, contraria al equipo de gobierno socialista y que anuló dos artículos del Acuerdo Marco del Ayuntamiento de Villarrobledo.
UN FRACASO DEL ALCALDE
En primer lugar, Francisco Abraila repasó los hechos que condujeron a la firma de este Acuerdo Marco, unos hechos que calificó como “la historia de un fracaso del Alcalde, Pedro Antonio Ruiz Santos”. En primer lugar, recordó que este acuerdo vino precedido de protestas y movilizaciones por parte de los sindicatos, a los que siguió “una actitud desafiante del Alcalde, que dijo que lo que se firmase sería el Acuerdo Marco del alcalde. Finalmente, se llegó al Pleno con una propuesta en la que el Partido Popular no participó en su negociación y que contaba con reparos de legalidad del Secretario y del Interventor del Ayuntamiento, así como, por supuesto, del Partido Popular, como así consta en las actas plenarias”. Por estas razones, expresaba que el Partido Popular votó en contra del Acuerdo Marco por las consabidas razones legales, al igual que otras de carácter económico y presupuestario.
El edil popular siguió explicando que, tras este acuerdo unilateral del Alcalde, la Subdelegación del Gobierno pidió entonces los informes y acuerdos, “algo a lo que se negó el Alcalde, teniendo que llegar a un recurso que es lo que ha conducido a esta sentencia”.
Sobre la misma, Abraila recordaba que “Pedro Antonio Ruiz Santos se jacta, incluso en temas que no son de índole del Ayuntamiento de Villarrobledo, que a él lo han escogido para no callarse ante nada ni ante nadie y, sin embargo, sobre este tema ya ha rehusado hacer declaraciones, lo que demuestra que no le gusta dar la cara cuando las cosas no son tan buenas como a él le gustan para sus intereses”.
SENTENCIA CONTUNDENTE
Para el viceportavoz popular, “la sentencia es condunte y muy clara”. “A mí, personalmente, me daría vergüenza que dijeran de mí que no sólo he actuado en contra de la legalidad, sino que no me siento vinculado a la legalidad. Son jueces, personas ecuánimes, las que han tachado a nuestro Alcalde como una persona incapacitada para seguir estando en posesión del bastón de mando municipal”.
En la sentencia, que se hizo pública el pasado jueves, aseguran los magistrados que el equipo de gobierno ha actuado “de mala fe, pues mala fe hay en defender un acuerdo cuya ilegalidad es conocida palmariamente”. De igual modo, acusan al equipo de gobierno de “suplantar a las Cortes Generales” y como “desazonadora” la “grosería y falta de rebozo” con la que han actuado el Alcalde y sus concejales.
En este sentido, el concejal popular aseguraba que “el Alcalde y el equipo de gobierno están haciendo el ridículo en el área de personal, con una política errática cargada de despropósitos que ha llevado a una situación insostenible en el Ayuntamiento de Villarrobledo”.
Recordó a este respecto que, “en la presente legislatura, el Alcalde ha tenido 14 procesos judiciales, algunos con sentencias muy duras contra su gestión, ha tenido movilizaciones sin precedentes y, como colofón, ha subido el sueldo a sus acólitos en hasta un 32%, como ha sucedido en el Organismo Autónomo Miguel de Cervantes”.
Sobre el modo de actuar del Alcalde, el concejal popular aseguró que “como todo dictador, Pedro Antonio Ruiz Santos se cree por encima del bien y del mal y, por supuesto, por encima de la justicia divina y humana. Pero se le olvida que su reino de taifas particular acaba con el término municipal de Villarrobledo, y cuando se llega a un juzgado, toda esa soberbia se acaba y se encuentra con sentencias como la que ahora nos ocupa”.
IMAGEN DEL AYUNTAMIENTO
Para terminar, Abraila recordaba que “los grandes perjudicados, desgraciadamente, de esta sentencia no son los concejales del equipo de gobierno socialista, sino que lo son los ciudadanos de Villarrobledo y los trabajadores municipales”.
Sobre los ciudadanos, afirmaba que “será entre todos, con nuestros impuestos, los que paguemos las costas del proceso en el que, caprichosamente, nos ha embarcado el Alcalde. Unos costas judiciales elevadas que, por supuesto, no pagará el Alcalde de su bolsillo, como debiera ser”.
En cuanto a los trabajadores, Francisco Abraila ha querido enviarles un mensaje de apoyo, ya que, entiende, la noticia no es buena, y “lo mínimo que se merecen es una explicación por parte de Pedro Antonio Ruiz. Una explicación clara de porqué aprueba textos ilegales, a sabiendas de que son ilegales, y que van en claro perjuicio de nuestros empleados municipales”.
Para terminar ha querido dejar claro que “mientras siga siendo alcalde Pedro Antonio Ruiz Santos, la imagen del Ayuntamiento de Villarrobledo será muy deficitaria, ya que es la persona que ha llevado a nuestra administración local a aparecer ligada a sentencias judiciales muy duras y contundentes, y ha llevado a nuestros ciudadanos a que vean a su Ayuntamiento envuelto en ilegalidades manifiestas”.
Bookmark and Share

Opiniones deja tu opinionDeja tu Opinión
No existen opiniones para este elemento.

Arriba OpiniónOpinión Enviar a un amigoEnviar a un amigo Volver AtrásVolver Atrás