Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies

Molinero: “La reforma del sistema financiero pretende barrer definitivamente los restos de la burbuja inmobiliaria”

Las entidades que no puedan cubrir con sus propios recursos y necesiten aumentar el capital para mantenerse en los estándares de solvencia exigidos, podrán solicitar el apoyo del FROB, pero van a tener que devolver el capital prestado en 5 años

| 14-05-2012

Francisco Molinero.

Francisco Molinero.

Galería de Imagenes

El diputado nacional del Partido Popular Francisco Molinero ha asegurado, en rueda de prensa, que “con la reforma del sistema financiero se pretende barrer definitivamente los restos de la burbuja inmobiliaria que tanto daño ha hecho a la economía del país”. Asimismo, ha señalado que la finalidad de esta medida es doble: por un lado, restablecer la confianza en el sector financiero español y, por otro, que vuelva a fluir el crédito entre autónomos, pymes y particulares.

Además, Molinero ha subrayado que el objetivo se basa en “sanear el sector financiero”, para lo que el Gobierno ha establecido dos fases: en la primera fase (febrero) se reforzaron las provisiones para los créditos morosos ligados a la promoción inmobiliaria; en la segunda, se trata de que los bancos dispongan de mayores reservas para hacer frente a la situación económica del país, con lo que queda cubierta prácticamente la totalidad de los créditos al sector inmobiliario en un 80%.

Así, el diputado ha explicado que el Real Decreto aprobado calcula en 307.000 millones de euros los activos vinculados al promotor; de los cuales 184.000 millones de euros se consideran activos problemáticos y 123.000 millones de euros son activos no problemáticos. En este sentido, Molinero ha indicado que en la primera fase de la reforma se abordó el problema de los activos problemáticos (184.000 millones de euros) elevando las provisiones al 80% para el suelo, 65% para las promociones en curso y 35% para las viviendas terminadas. Lo que supone que el volumen provisionado con esta medida asciende a 54.000 millones de euros.

De este modo, la segunda fase de la reforma actúa sobre los activos que aún no se consideran malos y obliga a las entidades a que eleven los créditos buenos pero potencialmente problemáticos del 7% al 30%, lo que supone unos 30.000 millones de euros.

Con todo, Molinero ha comentado que las entidades que no puedan cubrir con sus propios recursos y necesiten aumentar el capital para mantenerse en los estándares de solvencia exigidos, podrán solicitar el apoyo del FROB, pero van a tener que devolver el capital prestado en el plazo de 5 años y con un interés del 10%.

Por otro lado, el diputado ha hecho referencia al Anteproyecto de Ley de Medidas de Flexibilización y Fomento del Mercado de Alquiler de Viviendas, aprobado mediante la flexibilización del mercado de alquiler, el reforzamiento de la seguridad jurídica, la mejora de la regulación del procedimiento de desahucio y el establecimiento de estímulos fiscales. Todo ello con el objetivo de “facilitar el acceso a la vivienda, especialmente, a jóvenes y ciudadanos con menos recursos económicos, e incorporar al mercado viviendas más baratas”.

      

 

Bookmark and Share

Opiniones deja tu opinionDeja tu Opinión
No existen opiniones para este elemento.

Arriba OpiniónOpinión Enviar a un amigoEnviar a un amigo Volver AtrásVolver Atrás