Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies

MOLINA: ?EL MAPA MUNICIPAL DE RUIDO LLEGARA TARDE PORQUE EL PSOE HA DESPERDICIADO VARIOS AÑOS EN LA LUCHA CONTRA EL RUIDO. SU INACTIVIDAD EN ESTE TEMA ESTÁ PERJUDICANDO A MUCHOS CIUDADANOS?

Molina lamenta el tiempo perdido porque el Mapa de Ruido no estará terminado hasta finales del año 2010 y será entonces cuando se pueda adaptar la ordenanza municipal y elaborar los planes de acción, como establece la ley.

| 08-05-2009

Ya en el año 2003, la Universidad Politécnica de Valencia elaboró una auditoría ambiental de Albacete para la Agenda Local 21 que concluía que los niveles nocturnos de ruido en determinadas zonas de ocio eran inaceptables porque superaban de media los 55 dBA.
 
También en el año 2003 entró en vigor la Ley Nacional del Ruido (Ley 37/2003, de 17 de julio), que traspuso a nuestro ordenamiento jurídico la Directiva europea sobre ruido ambiental.
 
La citada ley establece claramente el orden de prioridad de las medidas para combatir eficazmente el ruido: 1º) elaboración de los mapas de ruido; 2º) adopción de planes de acción tomando como base los resultados de los mapas de ruido; 3º) campañas informativas a los ciudadanos; y 4º) ejecución de los planes de acción.
 
El plazo legal máximo para la aprobación del mapa de ruido en las ciudades de menos de 250.000 habitantes, como Albacete, es el 30 de junio de 2012, pero los populares critican que se vaya a agotar el plazo legal en lugar de haber sido un tema prioritario en la política socialista.
 
El PP denuncia la inactividad municipal frente a las denuncias y quejas vecinales por el ruido y pone como ejemplo la Sentencia del Juzgado Contencioso Administrativo Nº 2 de Albacete, de fecha 26/07/06, que condenó al Ayuntamiento a indemnizar a un vecino con 25.000 ? por no atenderle pese a las más de 80 reclamaciones presentadas contra un Pub.
 
El Grupo Municipal PP también recuerda que el artículo 6 de la ley nacional del ruido exige a los Ayuntamientos que adapten a sus disposiciones tanto las ordenanzas municipales existentes como el planeamiento urbanístico, lo que debe ser tenido en cuenta en la revisión del PGOU actualmente en marcha.
 
El Concejal popular Juan Marcos Molina ha comparecido en rueda de prensa para tratar el asunto del ruido en la ciudad de Albacete.
 
En primer término Molina critica al Gobierno municipal porque ?después de 6 años perdidos nos presenta el Mapa Municipal de Ruido como la panacea cuando se trata de una obligación legal cuyo cumplimiento llegará demasiado tarde? en clara alusión a la rueda de prensa realizada el pasado día 4 de mayo  por el Concejal socialista de Medio Ambiente Ramón Sotos y su socia de Gobierno Rosario Gualda.
 
Molina destaca que ya en el año 2003, la Universidad Politécnica de Valencia elaboró una auditoría ambiental de Albacete para la Agenda Local 21 que concluía que los niveles nocturnos de ruido en determinadas zonas de ocio eran inaceptables porque superaban de media los 55 dBA y ?sin embargo, Sotos lo guardó en un cajón.?
 
Pero además, en el año 2003 se aprobó la ley nacional del ruido (Ley 37/2003, de 17 de julio) que básicamente fija los siguientes objetivos:
1.    Determinar la exposición al ruido ambiental, mediante la elaboración de mapas de ruidos según métodos de evaluación comunes a los Estados miembros de la Unión Europea.
2.    Poner a disposición de la población la información sobre el ruido ambiental y sus efectos.
3.    Adoptar planes de acción tomando como base los resultados de los mapas de ruidos, con vistas a prevenir y reducir el ruido ambiental siempre que sea necesario y, en particular, cuando los niveles de exposición puedan tener efectos nocivos en la salud humana, y a mantener la calidad del entorno acústico cuando ésta sea satisfactoria.
Para ello la ley establece un instrumento imprescindible sin el cual no es posible abordar de manera eficaz el problema de la contaminación acústica y ese instrumento es el Mapa del Ruido cuyos fines son:
a.    Permitir la evaluación global de la exposición a la contaminación acústica de una determinada zona.
b.    Permitir la realización de predicciones globales para dicha zona.
c.    Posibilitar la adopción fundada de planes de acción en materia de contaminación acústica y, en general, de las medidas correctoras que sean adecuadas.
Es cierto que la Disposición Adicional Primera de la ley nacional del ruido establece el 30 de junio de 2012 como fecha límite para la aprobación del Mapa de Ruido en las ciudades como Albacete, y como fecha límite para aprobar los planes de acción el 18 de julio de 2013, pero es igualmente cierto que la decisión de agotar o no los plazos legales está en manos del Gobierno Municipal socialista y éste ha decidido apurarlos al máximo porque, evidentemente, este tema no es prioritario en su agenda política.
Molina señala que, una vez aprobado el Mapa de Ruido, debe abordarse la elaboración de los planes de acción sobre la base de los resultados obtenidos por la evaluación, lo que no ocurrirá hasta finales del año 2010 o principios del año 2011, es decir, en puertas de la próximas elecciones municipales, lamentado que se hayan perdido dos Corporaciones enteras en la lucha contra el ruido.
?El único responsable de esto es el PSOE cuya política ambiental en materia de ruido ha fracasado por su actividad durante tantos años?, concluyó Molina. 
Tampoco la ordenanza municipal actual, que data de 1993, será adaptada hasta que se elabore el Mapa de Ruido, lo que significa que seguiremos otros 2 o 3 años más con una ordenanza obsoleta a todas luces.
 
¿Y qué ha hecho en los últimos años el Gobierno Municipal socialista para proteger a los ciudadanos perjudicados por el ruido?
 
Basándonos en la declaración de ?hechos probados? de la Sentencia del Juzgado Contencioso Administrativo Nº 2 de Albacete, de fecha 26/07/06, que condenó al Ayuntamiento a indemnizar a un vecino con 25.000 ? por no atenderle pese a las más de 80 reclamaciones presentadas contra un Pub, el suspenso de la gestión socialista es mayúsculo.
 
En definitiva, si analizamos la gestión socialista desde 2003 el balance es francamente negativo, lo que perjudica tanto a los vecinos que son víctimas del ruido como a los propios hosteleros, que mayoritariamente cumplen la ley.
Bookmark and Share

Opiniones deja tu opinionDeja tu Opinión
No existen opiniones para este elemento.

Arriba OpiniónOpinión Enviar a un amigoEnviar a un amigo Volver AtrásVolver Atrás