Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies

El Partido Popular presenta una moción al pleno en defensa del sector vitivinícola

El documento prevé la adopción de catorce medidas urgentes ante la difícil situación del sector.

| 25-08-2009

El Grupo Municipal del Partido Popular de Albacete presenta al pleno ordinario del próximo jueves día 27 una moción en defensa del sector vitivinícola cuyo texto íntegro es el siguiente:

     Carmen Bayod Guinalío, portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Albacete, en nombre y representación del mismo eleva al Pleno de la Corporación para su debate la siguiente:

MOCION

         En este año 2009 que España se enfrenta a una dura crisis económica, los agricultores, quienes siempre han estado en crisis, se encuentran en un escenario mucho más luctuoso: en La Mancha, el viticultor tradicional está al borde de la desaparición definitiva.

         El vino está en las bodegas porque no se dan las condiciones para venderse, y lo poco que se vende se hace a precios de hace treinta años. Los agricultores, que vienen soportando una brutal escalada de precios en recursos necesarios para desarrollar su trabajo, se encuentran con que no reciben dinero de sus cooperativas por la recogida de uva, que si consiguen vender algo es al mismo precio de finales de la década de los 70.

         La situación es tan dramática como insostenible: a los viticultores trabajar les cuesta dinero, en sus familias no entran ingresos y son más pobres cada día. Muchos agricultores se han visto obligados ya a abandonar el campo y la práctica mayoría apenas va a poder resistir unos meses más.

         Consecuencia de la entrada en vigor de la nueva OCM, de la falta de apoyo al sector, de la bajada de precios y de la ausencia de herramientas eficaces de la Administración para la promoción y venta del vino, es que el sector vitivinícola de Castilla-La Mancha va a recibir unos 400 millones de euros menos, lo que perjudica en primer lugar a los vitivinicultores, pero también a las industrias auxiliares y, en general, a la economía de toda la región y con ello a los castellano-manchegos.

         Es el momento de actuar, de mojarse, de tomar medidas eficaces y de desterrar para siempre los experimentos y las cortinas de humo que sólo tratan de desviar la atención y de aplazar unos problemas que se agravan irremediablemente con el paso del tiempo.

         Hay que salvar al sector vitivinícola tradicional o en la Mancha contaremos por decenas de miles los nuevos parados procedentes del campo y de industrias auxiliares, así como cambiará para siempre la cultura, la economía, la sociedad y la fisonomía de los pueblos de La Mancha.

         Si se han arbitrado medidas de emergencia para los ayuntamientos, para el sector automovilístico o incluso para los bancos, tan solo falta voluntad política para la adopción de medidas que eviten la muerte del campo manchego y de sus pueblos tal como hoy los  conocemos.

 

         Por todo ello, y ante la grave situación, se somete a la consideración del Pleno los siguientes acuerdos:

 

1.- Aprobar una destilación urgente de crisis al igual que ya hecho el Gobierno de Francia, de dos millones de hectolitros a un precio mínimo de 1,90 euros/hectógrado con la doble finalidad de retirar esta producción a otros mercados y de fijar un precio base para el resto del vino.

2.- Facilitar la renegociación de créditos pendientes.

3.- Garantizar la cobertura del riesgo en las exportaciones vinícolas que realicen las bodegas y cooperativas.

4.- Solicitar la retirada privada del mercado de vino de mesa y mosto azufrado, al igual que se ha hecho con el sector del aceite.

5.- Destinar los fondos del presupuesto de la OCM del vino dirigidos a desarrollo rural al sector vitivinícola pero no para dejar de producir, sino para ser más competitivos.

6.- Hacer uso por parte de la administración regional de la capacidad de decisión que le confiere la OCM del vino de no permitir que se arranque más del 10% de la superficie vitícola regional.

7.- Promocionar campañas de fomento del consumo responsable de vino y de mosto en jóvenes y en las familias, tanto a nivel interno como en el exterior.

8.- Prever exenciones y rebajas fiscales para mantener la renta de los viticultores.

9.- Eliminar de la normativa regional el canon del fondo de promoción vitivinícola que están  obligados a pagar todos los productores de vino y mosto.

10.- Agilizar y adelantar en la medida de lo posible el pago de todas las ayudas previstas en la OCM y en el pago único.

 

11.- Invertir en I+D+I para destinar parte de la producción de uva a otros usos.

12.- Impulsar y estimular la creación de adecuadas estructuras de comercialización.

13.- Dar traslado de estas medidas, urgiendo su puesta en marcha inmediata, al presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, y a su ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Elena Salgado Espinosa Mangana; y al presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda Fontes, y a su consejero de Agricultura y Desarrollo Rural, José Luís Martínez Guijarro.

14.- Invitar a sumarse a todos los ayuntamientos de la región para que aprueben una moción de apoyo en sus plenos, e invitar a adherirse a esta declaración a organizaciones, bodegas, cooperativas, entidades y partidos políticos de la Región.

Bookmark and Share

Opiniones deja tu opinionDeja tu Opinión
No existen opiniones para este elemento.

Arriba OpiniónOpinión Enviar a un amigoEnviar a un amigo Volver AtrásVolver Atrás